El amor puertas adentro

_____________________________________________________________________________________



La vida en pareja, sin duda, es un gran desafío para el que nadie está preparado. Porque mientras el pololeo es puertas afuera todo es amor y ternura, pero en el momento en que se traspasa el umbral de la puerta, nuestras vidas son invadidas por un ser que no conocemos, que tiene otras costumbres, crianza y forma de vida. Y así se funden las vidas de dos extraños que recién comienzan a conocerse, aunque ya lleven años de relación.

Hay que partir por el hecho de que compartir un espacio físico, que generalmente antes era habitado por una sola persona, ya es problemático. Porque uno se ve desplazado en su propio espacio por el otro. Y se debe empezar a compartir el closet, las gavetas, el botiquín y hasta el horario del baño. Para peor muchas veces lo único que no se comparte son los horarios de trabajo o de estudio, entonces mientras uno se levanta al alba, el otro pretende dormir y se le hace imposible.

Existen varios tipos de potenciales convivientes, o sea nunca sabremos a que tipo pertenece nuestro galán hasta que ya lo tengamos instalado con camas y petacas en la casa.

Los hay del tipo maniático que llegará a imponer el orden y que a toda costa tratará de ordenar nuestra vida, porque por alguna razón siempre una desordenada se empareja con un maniático del orden o viceversa. Dentro de todo el maniático puede ser soportable e incluso puede traer algún tipo de beneficio, porque nada se perderá en casa y hasta la economía doméstica se ordenará.

Otro tipo es el preocupado que estará atento al más mínimo detalle para hacer feliz a su enamorada, por lo menos durante el primer tiempo, este caballero será del que compra el pan, prepara el almuerzo del día domingo, saca a pasear al perro, etc. todo para seguir conquistando día a día. Con el paso del tiempo la forma de ser del preocupado puede llegar a aburrir a algunas féminas, pero en general él es de aquellos con los que no conviene pelear y menos echarlo de la casa, por qué si no ¿quién sacará a pasear al perro?

El transformer
es un clásico dentro de las categorías de convivencia, es aquel que puertas afuera es todo un caballero y trata a todas las mujeres con el pétalo de una rosa, partiendo por la propia. Pero una vez que la puerta se cierra es un ogro. Generalmente machista, que gritonea a diestra y siniestra y que incluso puede llegar a ser un potencial golpeador. Y lo peor es que muchas veces a la pobre mujer nadie le cree que él es un energúmeno. La llegan a tratar de loca o mentirosa. Si es tan tierno, simpático, caballero, cómo se te ocurre, le dicen.

El mamón
ha ganado popularidad en el último tiempo, pero en lo personal creo que no merece una categoría aparte, porque todos los hombres son mamones. En todo caso siempre existe quien rompa la regla y quien la exagere. Como él que frecuentemente hace comentarios del tipo “mi mamá lo hace así” o “llamemos a mi mamá para preguntarle” y lo peor “a mi mamá le queda más rica esta comida”.

Sin duda el peor tipo es el troglodita y lamentablemente día a día son más los hombres que al traspasar el umbral de la puerta pasan de ser príncipes azules a ser la peor versión de lo que alguna vez fue el hermano mayor para algunas.

En definitiva un tipo que se transforma y puede llegar a perder todos sus encantos. Y es por esto que merece una descripción más a fondo. Ya que con este ejemplar las mujeres nos llevamos la peor parte de la nueva vida en pareja, porque debemos preocuparnos de la alimentación y por supuesto del aseo que si bien se mantenía durante toda la semana mientras vivíamos solas, con un troglodita en casa, ya no es así. Desde la mañana parten desordenando, dejando toallas tiradas en el suelo del baño, ni hablar del agua en el espejo, la tapa del inodoro levantada, etc. Luego pasan por la cocina, dejando migas por todas partes, mermelada o cualquier otro tipo de comestible, regado por el mesón, y de recuerdo te dejan platos y tasas sucias.

Todo esto no es nada, comparado con lo que sucede en aquella dulce intimidad que antes solía ser nuestro dormitorio. Ahora de tranquilo y dulce nada tiene, porque de partida, si es que la tele estaba afuera, él se encargará de entrarla para poder ver tranquilamente los partidos de fútbol tirado en la cama. Así es que los días domingo hay que olvidarse del descanso, porque el dormitorio estará ocupado todo el día por el Rey de la casa que estará viendo cuanto partido televisado encuentre, aunque sean repetidos. Regará comida por la cama, y no es de extrañar que hasta más de un vaso de vuelta en las sabanas recién compradas. Pero hasta esto es aceptable, si pensamos que este tipo pierde todos los pudores cuando se siente en confianza, por lo que a los pocos días, se le empiezan a escapar los pedos y más encima se hace el loco le echa la culpa a tu inocente perrito o peor aún acepta su culpa y hasta los sabanea. Definitivamente no hay nada peor que eso, aunque pensándolo bien sí hay algo peor, que lo haga cuando se está quedando dormido. Y no digamos que a las mujeres no nos suceden este tipo de cosas, pero por lo menos tratamos de evitar al máximo el exponernos a este bochornoso incidente, aunque sea durante el primer tiempo de la convivencia. Pero el troglodita no, si hasta parece que en el minuto en que se abrió la puerta, para él se acabo el pudor, se dejó atrás cualquier tipo de vergüenza y hasta deja abierta la puerta del baño.

Lamentablemente sólo ante la impunidad de los hechos conocemos de verdad a nuestras parejas y ya no hay vuelta. En pocas palabras ellos abren las puertas de su vida literalmente, pero no se si es que en realidad nosotras queremos ver tanto, porque el espectáculo puede llegar a ser chocante.


Así es que cuidado ese novio guapo, simpático, respetuoso y hasta vergonzoso, puede convertirse en cualquiera de estos ejemplares, y ante lo hechos consumados no queda más que aceptar y agachar el moño. Así es que no estaría demás hacer algunas inspecciones en su casa, antes de que nos decidamos a compartir las llaves.



9 comentarios:

Lilian dijo...

Karen--
Tu escribiste esto? Pero que buen articulo! no te imaginas lo que me rei leyendolo... Lo escribiste con un sentido serio pero al mismo tiempo hablas de cosas comiquisimas... eso de "y mas encima los sabanea" jakjakjak... Sigue escribiendo asi!
Un abrazo desde un soleado Baltimore [no es para sacarte pica por siacaso, sino para compartir]

Karenvon dijo...

Sip Lilian lo escribí yo :=)

Javilina dijo...

JAJAJAJA
mi ex era un troglodita
aunque nunca me vendió la pomá de ser un caballero respetuoso y conocedor del manual de carreño...
no, el es, fue y será un troglodita
igual prefiero un troglodita a un tipo más preocupao de quedar bien que yo...
y prefiero que no vendan niuna pomá y que muestren la hilasha lo antes posible
jajaja

saludos shica
dónde estudias periodismo?

Karenvon dijo...

A mi tampoco me gusta que me vendan la poma... y de ahora en adelante en realidad me encanta que me abran la puerta completa... con sabaneo incluido jajaja ahí se nota altiro cuando llego the real love :o) ...

además para que estar con cosas ni que uno no hiciera nada ni dejará nada tirado ;O)


En la UST

Paran0ide dijo...

ahiuahaihaiaahaiuuhaiaah tay de la piñataaaaa ke más puedo decir xD, lo que si encontre injusto es el enfoque de que las mujeres son ordenaditaaaaas y que no tiran nadaaaaa y onda como que tienen el perfecto equilibrio armónico en su casa antes que llegue un wn a dejar la kga, por que de que son más ordenadas son más ordenadas (hay que admitirlo con doloooor en el almaaaa) pero tampoco tienen un doctorado en orden y limpieza xD, bueno algunas lokas qls maniacas si :P, en fin creo (que para tu mala suerte) que toy bien kagao de la piñata por que me sentí idenfitificado con todos los tipos, por lo tanto te falto agregar un tipo "multisaco e huea" o " El Personalidades múltiples" pa los que tenemos de todo un poco, exceptoooooooooooo lo de mamón, ahora cuando me pregunten en esas tipicas actividades o dinamicas grupales "Descríbete en pocas palabras diré: Soy un multi saco e wea anti mamón" ;)

PD: yaaaa hablando en serio, uta ke me reí, creo que después de toa esta pela de cable ya no se en que grupo debería quedar, ya chauuuuuuuuuu ;*

PD2: lei eso de que te hable como en 3ra persona mHAuihaihuaiAhi “tu pololo te quiere” xaaaaa no digo yo este mundo ta cada día mas piña kakakaakakkaaka, eso fue como un desdoblamiento de personalidad :P

:***************************

Paran0ide dijo...

se me olvido algoooooo, eso del agua en el espejo notableeeeeee huiHAihHiHihUIHUIAhui uta ke me rio con esa wea, es inevitableeeeee no mojar el espejo lo sientooooooooooo

aun que hay una solucion, no bañarse y afeitarse más kakakkkaakakakakakakakaa

piliwoman dijo...

amiga, ya te dije, al parecer estoy descubriendo tu lado saiko....mmm....pero definitivamente ele mamosn es lejos el peor de los casos.....

Anónimo dijo...

Yo!!!.....yo viví con un troglodita!!!.....debes agregar eso de los calcetines sucios al borde de la cama...jajajaja.

Hablando en serio....no es un tema simple....pero con mucho amor y MUCHA PACIENCIA los resultados pueden ser buenisimos. Siempre hay alguien que ensucia y otro que limpia...siempre hay alguien que desordena y otro que ordena...por algo son dos jajajaja.


Besos.....y tú?...con quien convives???

Matías dijo...

A ver..
Primero, te faltó el de tipo "metrosexual", que ademas de tener que compartir tu espacio, tendrás que comapartir tus cremas... mala onda...

Yo creo que, tanto los hombres y las mujeres, pasa que no sabemos en que categoría vamos a estar. Osea, depende mucho de la pareja con la cuál vamos a vivir.
Pasa mucho cuando tienes un hijo.
Uno de los papás tiene que mandar más que el otro. Uno la lleva. (Si es el papá es un ogro. Si es la mamá es una bruja.)
La cosa es que, esos roles se definen una vez vivimos en pareja y va a depender de esa persona el rol que jugemos y es también un poco responsabilidad de las mujeres...

En defensa de los Trogloditas, yo entendía que definen a un tipo medio brutón, bueno para comer y a lo mejor desordenado... si? pero puede ser muy caballero y educado, o no?

Me gustó mucho tu blog

Saludos del Sur